El jefe folla duro a la criada en el coño y le da una palmada en las nalgas.

Descripción: Una morena hace poco trabaja como empleada doméstica para este joven emprendedor, pero ya ha conseguido demostrar que es capaz de actos valientes, como follar sin compromiso. Después de un par de cagadas clásicas y sensatas, la chica admite que le encanta follar duro, por lo que el jefe hace que su subordinado se ponga el uniforme y el cuello, y luego, atando a la perra al poste, la deja "marinada". De regreso a casa unas horas después, el macho hace una puta dura, cansada y sumisa, que empieza tragándose la garganta. Plantando una polla en las mismas bolas y golpeando ruidosamente a la chica en las nalgas, su amante llega a la final y se corre en su cara.
Duración: 30:22 Puntos de vista: 7 626 Presentada: 1 year ago