La criada se entregó a la compañera de su jefe

Descripción: El trabajo de las criadas, te digo, no es azúcar. Estas mujeres tienen que trabajar duro en los apartamentos de otras personas desde la mañana hasta la noche, limpiando varios desperdicios. Algunas mujeres están contentas con este estado de cosas e incluso encuentran un jefe permanente que paga dinero decente por el trabajo. Esta morena tiene suerte porque su jefe es un hombre influyente y rico. Mientras él está fuera, la señora está limpiando la casa, pero el socio comercial de la cabeza lo visita. El tipo al instante extiende a la mujer a la mierda y, rasgando medias en el culo, mete el tronco en un gran gilipollas. Ambos esperan que el jefe no sepa nada, porque estará celoso al cien por cien.
Duración: 5:59 Puntos de vista: 559 Presentada: 4 years ago