La niña no tuvo tiempo de despertarse, y ya la follaron por el culo.

Descripción: Desde que el tipo conoció a esta rubia, su felicidad no tiene límites. El caso es que la vaquillona es tan bonita y tan activa en la cama que el macho a veces se olvida de comer, queriendo tener sexo con ella antes. Al ir a trabajar esta mañana, el chico se sirve un poco de café y piensa en la amante durmiente. Las ganas de follarla con cada minuto aumentan y ahora la gente se acerca a la chica de la habitación y empiezan a excitarla y despertarla. Antes de que la perra tenga suficiente tiempo, debería poder rasgarse los ojos después de un sueño profundo, y en su coño ya hay dedos falsos. Pero los dedos son sólo el principio, porque más gente planta en el culo la polla y la tira.
Duración: 18:27 Puntos de vista: 2 675 Presentada: 1 year ago