Contadora madura se pajea el coño, recordando las molestias del jefe

Descripción: La experiencia laboral de una rubia madura ya le permite jubilarse por años de servicio, pero ella se aferra al lugar de trabajo, porque le encanta el coqueteo fácil con el jefe. Pero esta vez el jefe va más allá e incluso le da una palmada en el culo al contador. El toque de una mano masculina fuerte en el culo excita a la trabajadora, y se apresura a casa en plena noche calurosa. Dejando caer un zapato en el pasillo, una mujer se enjuaga las manos después de la calle y, sentándose en la cama, se quita el vestido, se abre de piernas y masturba su coño afeitado. Masturbarse el coño es muy agradable y la dama se dobla de la emoción, pero no llega al orgasmo ni un poco, porque el acoso de un jefe no puede encender tanto.
Duración: 6:46 Puntos de vista: 1 482 Presentada: 1 year ago